jueves, 9 de marzo de 2017

Renta universal básica: ¿Cómo llegamos a la post-escasez? - Parte 2: Las nuevas clases sociales

Como ya vimos en el artículo anterior, la extinción del trabajo, aunque será lenta y todavía lejana, es algo que lleva en ciernes desde hace décadas y que es tan inevitable como el avance tecnológico, dado que está aparejada a este.

Estos no necesitarán pausa para almorzar



Así pues, cabe entonces preguntarse cuál será el resultado de semejante transformación social y por lo tanto, tomar medidas concretas que se adapten a dicha nueva realidad social, aunque lo de las medidas formará ya parte del tercer y último artículo de esta serie.

Así pues, retomemos la situación: Cada vez hay más trabajadores y menos horas de trabajo disponible para todos. Eso ha acelerado y potenciado una concentración de la riqueza en manos de quienes controlan los medios de producción que venía ya de lejos pero que se ha visto exacerbada por el avance científico.

Hay que recordar que en contra de lo que cree una gran parte de la gente, el socialismo y el estado del bienestar no surgieron únicamente por la amenaza del comunismo, si no por una lógica económica que ya no existe: La de que el poseer el control de muchas horas de trabajo humanas es algo valioso y que puede paralizar la producción de un país, de ahí la fuerza de negociación de los sindicatos de antaño. La robótica y la automatización logran, en esencia, cortar la dependencia de la mano de obra humana para sostener la producción. ¿Acaso puede ponerse en huelga una máquina expendedora o un algoritmo de búsqueda en Google?

El equilibrio de poder se ha roto, y con este, la relación entre crecimiento económico y empleo.

Así pues ¿Qué realidad social va a alumbrar esta realidad económica? - Las nuevas  tres clases (y media) que compondrán la sociedad


Los ejecutivos - 1% de la población



Meet the new boss same as old boss
Vamos, los que controlan el capital y las máquinas. En este sentido el futuro no será muy distinto al presente o el pasado. Los relatos sobre como "el neoliberalismo" dió poder a "los ricos" ignoran simplemente que eso lleva ocurriendo desde que el mundo es mundo, no es nada nuevo. La clase ejecutiva simplemente accederá a un nivel de riqueza todavía superior al actual porque por mucho que Rockefeller tuviera ferrocarriles y mansiones, desde luego no podía tener IAs que compusieran música, tratamientos genéticos de longevidad que alargaran su vida, o máquinas que imprimieran mansiones enteras en cuestión de minutos. Sin embargo, si bien no todos los ejecutivos sienten necesariamente simpatía por los trabajadores (aunque como en todo hay excepciones), lo que cada vez tendrán más claro es de que el exceso de producción es un problema, y un problema suyo para más señas. El cambio de mentalidad será arduo, largo y difícil, pero estoy convencido de que poco a poco, muchos de ellos empezarán a ver la RBU cada vez más como una  solución a sus problemas de sobreproducción que como un impuesto extractivo enmarcado en la lucha de clases. De hecho, gente nada sospechosa de ser bolcheviques como Elon Musk o Bill Gates ya han ido apuntando en esa dirección, y otros muchos millonarios se están empezando a plantear seriamente si repartir una parte de su abultada tarta no sería preferible a vivir con el miedo e inestabilidad que genera la desigualdad. Llámenme iluso, pero veo posible que la lucha de clases acabe por firmar firmar un tratado de paz en un futuro. Al fin y al cabo ¿Acaso no toda negociación implicaba un trato? Mientras tanto y hasta que eso pase, lo cierto es que habrá pocos o ningún cambio en este estrato social.

Los meniales - 40% de la población


Un robot nunca podrá sustituír a un buen barman ¿O sí?
Una buena parte de la población se dedicará al llamado trabajo menial. Esto nos sonará a los españoles, expertos en eso de "el fin del trabajo": Puestos laborales de servicios que requieren poca o nula formación, de escaso valor añadido en términos económicos, pero que aún así aportan algo que las máquinas no pueden hacer. Pues el factor humano será menos valioso que nunca, pero seguirá siendo valioso, por mucho que los tecnófilos se nieguen a verlo ¿Acaso existe un consumidor que prefiera hablar con un contestador automático de "pulse el botón tal" antes que con una teleoperadora? ¿Alguien que prefiera pasar por las cintas de "auto compra" antes que por las cajeras? ¿Alguien que prefiera un sillón masajeador a un masaje como tal administrado por un humano? Ya entienden por donde van los tiros. Es extremadamente difícil que esos empleos desaparezcan precisamente porque son de las pocas áreas donde los humanos podemos aportar algo de (escaso) valor. Sin embargo, la gran demanda de empleos meniales debido a que serán prácticamente los únicos trabajos existentes, depreciará todavía más los salarios de los mismos. Sobrevivir con un sueldo menial será (todavía más) imposible, pero será la existencia de estos puestos de trabajo lo que "estirará el chicle" del antiguo sistema productivo, argumentando que sí, que hay trabajos aunque no den ni para pipas. De ahí que desde algunos partidos políticos liberales se haya hablado mucho de una llamada "renta de complementariedad" para esta clase, una suerte de precursor de la RBU que permite parchear eso del "trabajar para vivir" via subsidio estatal. Una medida de transición que personalmente considero necesaria y un buen complemento a la RBU, pero que acabará también por revelarse insuficiente a largo plazo.

Los técnicos triple alfa - 10% de la población

Si no eres tan inteligente como Spock, ni lo intentes
El santo grial de las clases medias será convertirse en técnicos triple alfa, trabajadores extremadamente cualificados y  verdaderamente imprescindibles para la clase empresarial y el gobierno: programadores de IAs, genetistas, físicos. Si estos se ponen en huelga, sí que serían más que capaces de paralizar la producción de un país, al contrario que los meniales. Sin embargo, contarán con innumerables incentivos para que no llegue la sangre al río, siendo los trabajadores por cuenta ajena mejor pagados y tratados. Sin embargo, aunque todas las clases medias tratarán con todas sus fuerzas posicionarse como trabajadores triple alfa, lo cierto es que los avances  técnicos minimizarán también la demanda de este tipo de trabajo altamente cualificado. Olvídense de que los "buenos estudiantes" llegarán a ser algo. Los únicos que lo lograrán serán los mejores no de su clase, si no del planeta Tierra en su totalidad. Ser "ingeniero" o "bueno" a secas no bastará, ni mucho menos. Sé el mejor, o ni lo intentes. Hablamos de a lo mejor un 10% de la población, con suerte, y además tenderán a agruparse y viajar de manera nómada por todo el globo, moviéndose allí donde se demanden sus servicios y por lo tanto, causando una fuga de talento bien maja al país donde hayan sido formados. El actual sistema educativo que pretende transformar a todos nuestros hijos en técnicos triple alfa yerra por completo en su planteamiento, formando o bien a los técnicos de otros países (de gratis para más inri), o peor aún, formando a un excedente de técnicos no lo suficientemetne buenos que se ven finalmente resignados a aceptar que en realidad la demanda laboral es de trabajadores meniales, no de técnicos sobrecualificados. Así pues ¿qué salida le queda a la clase media y a ese futuro con RBU?

Los nuevos autónomos triple alfa (o quienes lo intentarán) - 60%


No te vas a creer lo que acabo dei nventar en mi garaje

Y ahora es cuando llegamos a la "media" clase, que hará las veces de clase media (no pun intended). Son ellos, y no los técnicos, quienes de verdad tendrán un mínimo de posibilidades de configurarsecomo nueva clase media, pues serán quienes tengan más posibilidades de ascender socialmente. Su porcentaje aquí expresado viene a expresar lo que creo que será el cambio social más profundo e inmediato: Que los trabajadores por cuenta propia superarán con creces a los trabajadores por cuenta ajena. No me refiero a una simple cuestión de estar registrado como autónomo para poder hacer ñapas y que las empresas hagan trampas a la seguridad social, que viene a componer al grueso de autónomos en la actualidad. Me refiero a que tener trabajo en un compañía más allá de ser un camarero será algo extraño y reservado para la élite intelectual. Sólo aquellos acapaces de crear un negocio por su cuenta, o los profesionales capaces de labrarse su propia cartera de clientes estarán en condiciones de ascender socialmente. Ello requerirá de una reorientación radical y completa del sistema educativo hacia el emprendimiento y la autonomía personal necesaria para ser un profesional por cuenta propia, en contraposición al actual sistema estructurado y académico orientado para la formación de técnicos y trabajadores por cuenta ajena. Una vez más, olvídense de esa pretensión: los técnicos triple alfa serán, insisto, apenas un décimo de la población. Ya no serán clase media, serán el escalón previo a la realeza corporativa. Un escalon elevado, pero muy estrecho y en el que muy pocos tendrán cabida. La reorientación de la clase media deberá de ser hacia el emprendimiento, o se corre el riesgo de que esta desaparezca por completo.

La instauración de una RBU pondrá más fácil que nunca al grueso de la población abrazar el riesgo y aventurarse a emprender, pero como veremos en el tercer y último artículo, la implementación de un sistema de esas características deberá de hacerse con un cuidadoso bisturí de medidas legales y normas afinadas al milímetro, o la RBU fracasará antes de nacer. Así pues, no se pierdan el siguiente artículo: Las medidas políticas necesarias para una RBU sostenible. Stay tuned!

2 comentarios:

Storm Crow dijo...

Pregunta: ¿No resulta un poco demasiado optimista esta quiniela futurista? 1% ejecutivos, 10% técnicos, 40% meniales, 60% autónomos. ¿No hay ningún porcentaje previsto para la porción de la sociedad que simplemente, actuará por inercia y no hará nada relevante?

Ikael dijo...

¡Bienvenido al blog Storm Crow! :)

La cuestión es que serán los meniales quiene simplemente "no harán nada relevante". Tendrás a algo así como la mitad de la población cuyo estado normal sea simplemente recibir la RBU y hacer ñapas meniales puntuales para ganarse algún que otro dinero extra (ej: Quiero irme de vacaciones, así que me apuntaré en los turnos de noche de algún bar).

Dicho sea esto, será la proporción entre autónomos y meniales lo que distinga a una sociedad desarrollada y con RBU, de una sociedad tercermundista y con RBU. El siguiente artículo tratará, en esencia, sobre qué tipos de leyes deberían de aplicarse para que la población tenga motivos y alicientes para emprender por su cuenta en vez de quedarse a la sopa boba y por ende, poner en peligro la sostenibilidad de dicho sistema.

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario. Tu muerte será rápida e indolora